Peeling
147
page-template-default,page,page-id-147,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Peeling

El peeling es un proceso en el que se provoca una descamación de las células muertas de la superficie de la piel. Esto hace que se estimule la regeneración de la misma, y tiene como efecto una disminución de las pequeñas arrugas y de las hiperpigmentaciones, La piel pierde su tonalidad opaca y recupera brillo y luminosidad.

También es un regulador eficaz del equilibrio graso, por lo que se recomienda para tratar el acné.

La renovación celular de las capas superficiales de la piel contribuye a que los otros tratamientos que se realicen (mesoterapia, rellenos, PRP, etc) tengan más efectividad.

Así mismo recomendamos realizar sistemáticamente dos peelings al año, uno después del verano y otro después del invierno, para dejar la piel preparada, limpia y sana para afrontar la nueva estación.

Por tanto, sus principales indicaciones son:

  • Hiperpigmentaciones (manchas en la piel)
  • Pieles opacas, sin brillo.
  • Pequeñas arrugas.
  • Renovación de la piel antes de realizar otros tratamientos.
  • Prevención antes y después del verano.

Nuestros peelings médicos son químicos.

El peeling con mascarilla, que produce una descamación completa de la piel, es el que proporciona resultados más espectaculares. Si no quiere someterse a una descamación tan intensa, le podemos proponer un peeling suave, sin mascarilla, que también va a limpiar en profundidad y a producir la renovación de la piel.


DISCLAIMER:

Como todo tratamiento médico los resultados obtenidos dependerán de múltiples factores: estado previo, genética, tolerancia, número de sesiones, etc.