No dejes que el sol te detenga
1066
post-template-default,single,single-post,postid-1066,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

No dejes que el sol te detenga

No dejes que el sol te detenga

En verano, clásicamente hemos pospuesto la depilación láser, teniendo que retomar los anteriores métodos: la cuchilla, la maquinita… la cera no es conveniente puesto que, al arrancar los pelos, va a trastocar las fases naturales de crecimiento de los mismos y luego aún tendremos que esperar más para retomar nuestra depilación láser.

Pero para no tener que hacer este parón veraniego, tenemos el láser de diodo, que podemos utilizar también con la piel bronceada –incluso en pieles muy oscuras-. Eso sí, prudentemente nos abstendremos de tomar el sol los días siguientes a la depilación.

El láser de diodo en general no es menos efectivo que el láser Alejandrita –excepto para pelos ya finos-, pero ambos son ‘dosis-dependientes’, y con la piel bronceada solo podemos utilizar frecuencias bajas. La ventaja es que, con el láser Alejandrita y la piel bronceada, tenemos muchas probabilidades de sufrir una quemadura, cosa que no sucede con el Diodo. Por tanto,  nos resulta muy útil para no parar el proceso de depilación y no tener que recurrir a la cuchilla justo cuando más se van a ver esos pelos incipientes que produce. Además, el láser de Diodo es menos molesto que el láser Alejandrita.

En Clínicas Nu puedes utilizar indistintamente ambos tipos de láser con tu bono por tiempo, por lo que no tendrás que comprar un nuevo tratamiento.

Sin comentarios

Deja un comentario